Flora


El Parque Arví es el escenario perfecto para evidenciar la diversidad de flora que se tiene en nuestro país. 

Caminando al interior del bosque, por los diferentes senderos del parque,  se debe hacer un alto en el camino, para poder diferenciar la diversidad de especies, que son imposibles definir a simple vista, por los verdes extensos que componen el territorio.

Gracias a la información que se ha obtenido por estudios que se han desarrollado, sobre la biodiversidad vegetal de la zona, se ha podido realizar una caracterización y diferenciación de las especies más comunes de Parque Arví. 

Esta recopilación de información sobre flora se logró construir un listado referenciado de 540 especies, pertenecientes a 258 géneros y 113 familias botánicas, dentro de las que se encuentran plantas en todos los estratos del bosque: estrato arbóreo, sotobosque, bejucos, hierbas, del que se resaltan la gran variedad de anturios, helechos y orquídeas.

Cuando valla al Parque Arví sea cuidadoso y traté de diferenciar las especies que a continuación se menciona. Del mismo modo, recuerde que lo que está en el parque es del parque y su extracción indebida, altera el funcionamiento de los ecosistemas.

Chilcos, Sietecueros, Amarraboyos, Nigüitos, Aguacatillos, Laureles, Orquídeas, Mortiños, Uvitos de monte, Verdenazos, Quinas, Aguadulce, Anturios, Filodendros, Lulos silvestres, Chefleras, Mano de Oso, Arrayanes, Guayabos, Robles, Sangre Toro, Chirlobirlo, Chochobo, Guasco, Saucos de Monte, Cardenillo, Carfefiambre, Silbo, Olla de Mono, Azuceno, Carate Negro y Verdenazo.

Dentro del parque, el verde domina los coloridos con diferentes matices, por cada una de las diferentes plantaciones y especies que le dan el toque propio a sus respectivos nichos.

De cada uno de esos lugares con sus particulares plantaciones, dependerá la visita o asentamiento de la fauna que llega hasta el lugar, para asentarse en las ramas de sus árboles y comer los frutos que éste le ofrece.